Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2009

Inmundicia

Era algo en su cara de ignorancia, algo en su inmunda realidad, o en su juego de la hipercorrección, algo que se acabó antes de comenzar, porque yo elegí la felicidad. Tal vez no hablaba como aquél, y se equivocaba como tod@s, pero comprendió que hay mucho más que su inmunda realidad.

Los diez meses fantasma.

Te ví en un abismo junto a l@s demás, te vas junto con tod@s. "¿Nada que hacer?" me pregunté alguna vez, y no es que no pueda hacer algo, sino que ya escogiste el abismo, algo lejano para mí.
Entristecedor árbol el que estará a tu lado, y tú contándole tus amores y tus desamores. Avísame cuando acabe la tormenta, no para el caminar - quizás - junt@s de la mano, pero sí para saber cómo te encontrarás después de la tormenta y la supuesta calma; Dame una señal del por qué.

...Es ese abismo que nos separa, no es tu precipicio, ni tu destino. La respuestá aborda en tí, en nadie más.

Maybe.

Moriremos en otoño - tal vez por años - para luego renacer.




( NO HAY NADA QUE ENTENDER, ES UN SÍ O UN TAL VEZ... EL TIEMPO LO DIRÁ SI ES QUE REACCIONA(mo)S )

Todo lo sucedido

Imagen
El viento arrojó su última palabra mal_interpretada. Caída de las nubes frente a un perro vagabundo, torturado y mal_alimentado. No hubo reacción frente a esa acción, todo murió, tal como sucede ahora.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

( ¿Recuerdas ese día? )

Chico del ♦♦♦/metro.

Como infantil esconderse tras la gente y mirar por las puertas del metro. Al bajarme me miró por penúltima vez y luego por última, cuando su mano se despedía de mi persona. Joven aquél, infante interior.

¡Oh!

El anciano entró a la tienda pidiendo una prenda de ropa para una adolescente. Decía que era su amiga, y que era más o menos del porte de quién lo atendió. El anciano decía que se sabía que la mujercita tenía 15 años, pero el creía que tenía más. Quien lo atendió creyó al principio que era para alguna nieta, y luego el contaba que ella ocupaba uniforme cortito y estaba en las esquinas de los parques, que siempre le pedía que le comprara algo. Eso no fue raro hasta que se le ofreció polerones, y dijo "¿Y no tienes algo más exitante, como ropa interior?" No, ahí no vendían eso, pero habían petitos y esas cosas, más miedo daba el que dijera "Es igual que tú".


Dijo que volvería... Que miedo, la vendedora soy yo.

La era de las Mariposas.-

Diversos colores se centraron en el Universo. El Sol se apagó instantáneamente, pero todo estuvo bien. Sonidos fuertes llegaban al unísono: era el sonido de sus aleteos. Se expandían y se unían nuevamente, era el más precioso fenómeno visto en el Universo: Mariposas en el espacio. Con su capacidad de ser libres lograron escapar de este inmundo mundo, y con la convicción de poder respirar fuera de esta tierra, lo lograron. La capacidad de libertad no está en más que ser ellas mismas: Libres, y volar fuera de lo superficial.