Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2010

Realidad

Sí. Hay gente que no merece nada, ni siquiera la muerte. De hecho la muerte merece más.