Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2014

Itinerario

No quiero tu itinerario, si lo tuviera, trampa estaría haciendo. No te espero a la salida, tampoco comienzo contigo. Más bien espero una invitación indirecta a compartir un tramo del trayecto junto a tí. El final es sorpresa.

Yo.

Porque YO se escribe con mayúscula cuando el resto espera minúsculas para tí. A veces carece todo de sentido, debemos mirarnos a nosotros, reconocernos, aceptarnos y luego mirar al resto y realizar el mismo ejercicio. Una y otra vez. Las personas cambian, el mundo cambia. No todo lo que escribo es tan real, cuando lo es, lo hago saber, sino, sólo es un juego más de palabras. Y en mis horas del caos compacto, debo decir que no puedo olvidarme más de mí. Situación 1: adiós amigo. Situación 2: adiós sentir. Situación 3: paco devuélveme a mi hermana. Situación 4: el adiós del amigo creo palabras innecesarias ¿? Situación 5: el adiós del sentir, vuelve a sentir ¿? Mi paz se entregó al caos, y el mundo no quiso pensar en mí. Resultado: bolita modo on.

Me agoté.

Agoté recursos, incluido el tiempo. Un tiempo relativo, un inventado tiempo. Agoté lo que no existe, agoté lo que hace falta. Agoté al mundo, se agotaron mis ganas para seguir de pie, a pesar de caer. Y yo sigo aquí, esperando respuesta. Estúpidamente, sin preguntar. Es acaso tan difícil adivinar que yo quería para tí ser alguien, como nadie ha sido jamás. Pero ya no más. Ya no más. Ya te vas.

No soy

No, no soy de metal. Tal vez los otros elementos sean más compatibles conmigo.

Nadie

No existe un muso inspirador. La inspiración llega sin pensar en alguien, porque Nadie estará siempre presente. Sólo "Nadie" vale la pena, realmente.

Caminar

Mi reflejo, mi espejo. El eco del silencio. Encuentro el perdido sentir esquivo. Me hallo en sombrías estatuas perdidas, y me pierdo en el cielo que envía su risa.  Enmudecido el abismo que miro al pasar. No me habla, me escucha, fija su mirar. Le tomo la mano, prefiero no pensar, tal vez me sirva para caminar.  Le temo al silencio, lo quiero escuchar. A veces me habla, a veces se va. No quiero decirle en el juego en qué está, si se gana o se pierde, me iré igual.

Caos

El mar de pensamientos envuelve mi cuerpo. Parecieran ser puras letras, textos, números recorriendo mi alrededor. Qué más da, si soy yo misma la que permanece bajo éstos, qué más da si soy yo la que no puede avanzar. Cierro los ojos, veo lo que no quiero ver, por eso es que mejor los mantengo abiertos y no duermo. Pensaba que dormir era para los débiles, pero me doy cuenta que mantenerme despierta para evitar encontrarme conmigo, es mucho más débil que el soñar.

Real

*La vendiste más aún, esto no tiene sentido*

Llegada

Mientras tardas, suceden infinitas cosas. Tal vez tu llegada no sea como lo esperabas.

Lo importante

Tomar una decisión. Reforzar o negar una postura ya estructurada en base al caminar. Se me revuelve el estómago de sólo pensar. Ojalá se me revolviese el cerebro al comer, y así olvidar un rato el malestar. Ya no es un problema, son dos, tal vez tres. Los multiplicaré con complejos números positivos y negativos con tal de que se esfume la negatividad y nazcan desproblemas. Y así, seguir caminando, mirando hacia adelante, hacia atrás, hacia un lado, hacia otro. No importa si regreso al pasado mirando un segundo hacia atrás, lo importante es que no vuelvo a pisarlo.

Detalles

Los detalles importan, pero no cuando se me va la vida en ello.

Comas y Punto.

Se pierde el sonido, se esfuma el sentido, y las Comas pasan a ser peligrosos Puntos. Es que a veces llega un Punto, el cual - al parecer - es el final de todas las Comas.

Tiempo

El tiempo es relativo, sobre todo cuando te lo invento.